Seguro de rc para la medicina estética.


En una clínica o centro que se desarrollan practicas o tratamientos de medicina estética, como actividad, deben contar con pólizas que cubran cualquier inconveniente de salud, riesgo del paciente, mala praxis o falla de equipamiento. El seguro de rc para la medicina estética en este caso, cubre lo mencionado. Además contratar este seguro de rc, hace posible la habilitación de dicho negocio.

La póliza que las aseguradoras deben ofrecer a sus clientes, tiene que estar enfocada a la cobertura de los empleados, la instalación y a las especialidades de la medicina estética que se van a implementar. La medicina estética abarca por ejemplo: cirugía plástica, cirugía reconstructiva y cirugía estética en todas sus opciones. En términos generales cubre: rinoplastia, otoplastia, lipoescultura o liposucción, implanta mamaria, metoplastia, mamoplastia reductiva, peeling, inyección materiales de relleno, vaginoplastia, entre otras.

Para tener mayor conocimiento sobre lo que cubre una póliza, basado en los riesgos del negocio, existen casos habituales, que podemos tomar como ejemplos, los cuales están cubiertos por este tipo de pólizas. Comenzamos nombrando los daños a terceros, los que pueden ser originados en las instalaciones por los equipos, muebles, incendio y otros, que técnicamente se encuadran en lo que se denomina responsabilidad civil general.

Los daños materiales y corporales causados por la aplicación de productos, se identifican como responsabilidad de productos. La reacción alérgica causada por contacto/aplicación de productos, después de abandonar el centro, son muchos los casos de este tipo, se aseguraría con una póliza de responsabilidad civil mediante la garantía de post-trabajo. Si un empleado sufre un accidente en su actividad o en la manipulación de máquinas o herramientas, puede efectuar un reclamo al empleador, seria una cobertura por la responsabilidad civil patronal. Y la falla de una herramienta o máquina sin intervención directa de un empleado puede ser objeto de cobertura por la responsabilidad civil del fabricante.

Si lo toma como tarea, darse cuenta de todos los riesgos en los quese pueden incurrir, encontraría ciento de posibilidades. Si lo piensa seriamente, puede sufrir un reclamo desde cualquier sector, ya sean sus clientes como sus empleados. Como no es un tema menor, el seguro de responsabilidad civil cubre todas estas posibilidades. Si bien existe una ley que le da un marco jurídico, aunque no existiera uno no dejaría de contratarlo. Debido a que existen personas que no lo hacen, corren altos y serios riesgos.