El Plan de Ahorro Energético permitirá ahorrar 2.300 millones de euros anuales en importaciones energéticas

El Consejo de Ministros ha aprobado hoy el Plan de Ahorro y Eficiencia Energética en el que se recogen 20 medidas en transporte y movilidad, edificación e iluminación y consumo eléctrico, así como una campaña ciudadana sobre la importancia del ahorro.

El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, ha presentado en rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros las medidas que ha aprobado el Gobierno destinada al ahorro y la eficiencia energética.

Miguel Sebastián ha asegurado que el Gobierno ha tomado estas medidas por "coherencia y responsabilidad". En este sentido el vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba ha asegurado que hay que tomar medidas porque "nos estamos jugando la recuperación económica".

En conjunto, las medidas aprobadas supondrán un ahorro estimado de 3,2 millones de toneladas de petróleo (tep) anuales, el equivalente a 28,6 millones de barriles de petróleo. El ahorro económico estimado es de 2.300 millones de euros anuales en importaciones energéticas con los precios actuales (obviamente el dato de ahorro económico está sujeto a la variación del precio del petróleo, no así el ahorro en consumo de barriles).

La aplicación del Plan permitirá reducir las emisiones de CO2 en 12,5 millones de Tm al año. Su puesta en marcha lleva asociada una inversión de 1.151 millones de euros, con cargo a la Estrategia de Ahorro y Eficiencia Energética que financian las empresas eléctricas.

Se trata de medidas que afectan a todas las Administraciones Públicas, por lo que el Gobierno considera fundamental la colaboración de Comunidades Autónomas y Ayuntamientos para alcanzar los objetivos y asegurar, de esta forma, el pleno desarrollo del Plan.

Incluye medidas de ejecución inmediata y con una vigencia limitada en el tiempo, así como medidas a medio y largo plazo. La inversión que implica el desarrollo del Plan es global, pero el ahorro de las medidas sin limitación temporal será anual y prolongado en el tiempo (por ejemplo, la inversión en mejorar la eficiencia del alumbrado público se realiza una vez pero el ahorro que implica se refleja en todos los años sucesivos).

El titular de Industria ha señalado que España es un país que energéticamente está especialmente vinculado al norte de África "y aunque no detectamos ningún problema en cuanto al suministro, el Gobierno debe ser cauteloso". Miguel Sebastián ha señalado que se han tomado precisamente estas medidas por responsabilidad, "porque España es un país muy dependiente energéticamente",

España importa el 75% de los recursos energéticos que consume, de ellos el petróleo y el gas suponen el 70%. Esta alta dependencia energética nos obliga a importar 600 millones de barriles de petróleo al año. Un incremento del precio del petróleo tiene un elevado impacto en nuestra balanza comercial, de tal forma que cada aumento de 10 euros en el precio el barril, tiene un coste para España cercano a los 6.000 millones de euros anuales. De mantenerse los precios del petróleo en los niveles actuales, nuestro déficit energético en 2011 alcanzaría los 46.000 millones de euros.

El ministro de Industria, Comercio y Turismo ha asegurado que "el impacto agregado de estas medidas será importante y supondrá el equivalente al 5% de nuestras importaciones de petróleo". Sebastián también ha asegurado que con el plan se reducirán 12,5 millones toneladas de CO2.

Miguel Sebastián ha señalado que el Ejecutivo ha tomado estas medidas también por coherencia, "porque este Gobierno lleva desde el año 2004 impulsando políticas de ahorro y eficiencia energética de carácter estructural y han dado resultado que se traduce en la reducción en un 10% de nuestra intensidad energética, lo que ha permitido acercarnos al resto de los países europeos, aunque aún seguimos por encima de la media comunitaria".

Consciente de esta realidad, el Gobierno ha impulsado desde 2004 políticas de ahorro y eficiencia energética para reducir la dependencia de combustibles fósiles y mejorar la intensidad energética (indicador que mide la relación entre PIB y consumo de energía).

Dichas políticas se intensificaron en 2008, tras el notable incremento de los precios del petróleo en julio, mes en el que el Gobierno puso en marcha el Plan de Activación del Ahorro y la Eficiencia Energética 2008-2011 para reforzar las políticas que de forma estructural se venían desarrollando.

Con las medidas del Plan 2008-2011 se han obtenido unos ahorros de 4,9 millones de toneladas equivalentes de petróleo anuales (36 millones de barriles de petróleo), lo que supone un grado de cumplimiento del 92%.

De esta forma, en 2010, con el mismo PIB real que en 2006, se han consumido un 10 por ciento menos de productos petrolíferos, 67 millones de toneladas en 2010 frente a 74 millones en 2006.

En 1997 España tenía una intensidad energética similar a la media europea (UE 27). Desde ese año hasta 2004 todos los países hicieron esfuerzos de ahorro y eficiencia energética, excepto España, que en 2004 registró un consumo energético un 10 por ciento por encima de la media europea.

Desde ese año las políticas de ahorro y eficiencia de este Gobierno han permitido reducir nuestra intensidad energética en más de un 14%, una reducción superior a la de nuestros socios europeos.

Fuente: la-monocloa.es / 04 de Marzo de 2011

Links de interés

Contáctenos

Nombre
Apellido
Ciudad
País
Teléfono
E-mail
Mensaje